OEA - Nicaragua.jpg

La segunda mitad del siglo XX en América Latina se caracterizó por el establecimiento de dictaduras en varios países de la región. Por ejemplo, Augusto Pinochet dio un golpe de Estado en Chile en el año 1973 y Jorge Rafael Videla, acompañado de una junta militar, tomó el poder en Argentina en 1976. Para ese entonces, Guillermo O´Donnell atestiguó el auge y la caída de estos regímenes autoritarios en el periodo conocido como “la tercera ola de la democratización”. Este proceso de restauración democrático fue primordial en el trabajo del politólogo argentino al momento de teorizar las particularidades de los sistemas autoritarios y democráticos de aquella época. Pero, al mismo tiempo, su trabajo y los cambios políticos en la región han evidenciado la existencia de limitaciones conceptuales a la hora de estudiar dichos fenómenos. 

Por ello, el debate intelectual contemporáneo es cada vez más complejo frente a la clasificación de los regímenes autoritarios, ya que las nuevas amenazas hacia la democracia no han surgido precisamente de una ruptura clara con el sistema democrático. Los ejemplos más claros en la actualidad están en los casos de Nicaragua y Venezuela, pues allí, las actuales autocracias que se atornillaron en el poder lo hicieron tras haber ganado en las elecciones y no por medio de un golpe violento al orden institucional democrático. Estos nuevos regímenes se caracterizan, según el historiador Armando Chaguaceda, por utilizar la manipulación, la simulación y la desinformación junto a la combinación de cualidades básicas de la autocracia y elementos de la democracia para mantener su poder.

En este orden de ideas, el tema central del I Congreso sobre Democracia y Derechos Humanos en América Latina será: “Nuevos autoritarismos y amenazas a la democracia en América Latina”. Este espacio tiene como objetivo ser una instancia para el intercambio político y académico a fin de sensibilizar a la sociedad civil y a la academia latinoamericana acerca de los nuevos peligros para la democracia en la región. En tal sentido, en coordinación con otras organizaciones, centros de pensamiento e instituciones independientes, se establecieron tres comités que guiarán la investigación del I Congreso: el Primer Comité: Defensa y protección de los Derechos Humanos en América Latina, el Segundo Comité: Autocracias, nuevos autoritarismos y amenazas a la democracia y el Tercer Comité: Democracias inclusivas y enfoque diferencial. 
 

Nuevos autoritarismos y amenazas a la democracia en América Latina