TEMA: TEMA LIBRE

¿Quién es y qué piensa el nuevo Primer Ministro de Cuba?

Por: Jorge I. Domínguez*

Marzo 2020

Vistas

*Profesor y vicerrector para Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard (jubilado)

Manuel Marrero Cruz, seleccionado Primer Ministro en diciembre de 2019, ha venido expresando en público criterios que habían estado desapareciendo de las bocas de los dirigentes nacionales en Cuba desde el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), que ocurrió en abril de 2016.

 

Consideremos el primer Consejo de Ministros que “preside” el presidente Miguel Díaz-Canel y que “dirige” el Primer Ministro Marrero (Granma (2), 2019). En sus conclusiones de la reunión, el presidente enumeró cuatro “prioridades fundamentales: la batalla ideológica” frente al gobierno de Estados Unidos; “la defensa del país; el intenso ejercicio legislativo…; y la batalla económica”. Sobre esta última, Díaz-Canel insiste que hay que “desatar las fuerzas productivas, lo cual no se puede confundir con privatización, pues ese no es nuestro camino”. Hay que analizar, añade, “qué se requiere destrabar de lo estatal y qué de lo privado”. A lo largo de su discurso, resaltan palabras como “lucha” y la importancia de procesos judiciales contra la corrupción. Es un discurso multifacético, pero consistente con un marco de economía principalmente estatal.

El primer ministro incide sobre la discusión, expresando criterios diferentes. En la primera intervención que se reporta de él, precisa que “es urgente una mayor objetividad en los análisis de factibilidad, en los cuales necesariamente hay que tener en cuenta el mercado” -palabra ausente de lo expresado por el presidente-. La segunda vez que el primer ministro aparece en la discusión, resalta “el principio de que pueden arrendarse locales a las formas no estatales de gestión bajo el concepto de que los exploten convenientemente”. Sabiamente, Marrero dice que él simplemente “recordó las ideas expresadas en otros momentos” por Raúl Castro y Díaz-Canel, pero esa implícita lógica a la eficacia de las “formas no estatales” en sectores no agropecuarios –lo que en otros países se conoce como la empresa privada– no encajaba bien con la crítica presidencial, de minutos antes, al fantasma de la “privatización”. La tercera intervención del primer ministro aboga por “identificar en los territorios todas las experiencias locales que pueden ser validadas y convertidas en exportación, no solo aquellos rubros que generen divisas, también los que sustituyen importaciones”. La palabra clave es “todas”, es decir, no simplemente aquellas que puedan desarrollar las empresas del Estado.

Nacido en 1963, de profesión arquitecto, Marrero comienza a trabajar en el sector del turismo en 1990, formando parte del Grupo de Turismo “Gaviota”. Fundada en 1988 para la construcción y operación de hoteles, Gaviota emana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Es una empresa estatal que funciona como puente entre el Estado cubano y las empresas privadas internacionales en el sector turístico; como tal, funciona en un mercado para generar ganancias. Marrero asciende rápidamente, llegando en 2001 a ser presidente de Gaviota. En 2004, Marrero es designado Ministro de Turismo, posición que ocupa hasta su designación como primer ministro en 2019. Su duración ininterrumpida como ministro fue notable en comparación con la rotación ministerial en el resto del Consejo de Ministros. Igualmente notable es que no es miembro del Comité Central del PCC (Presidencia de Cuba, 2020).

Ese primer Consejo de Ministros no fue excepcional en las expresiones discursivas del flamante primer ministro. En el anuncio formal de su designación, entre otros atributos, se le reconoce su “rica experiencia en negociaciones con contrapartes extranjeras” (Granma (1), 2019), es decir, con empresas privadas internacionales. En la reunión anual de balance del Ministerio de Comercio Exterior, Marrero “abordó la necesidad de eliminar las burocracias que a veces se convierten en obstáculo para la aprobación de nuevos negocios”. Añadió que, “el que produjo un bien exportable tiene que recibir la mayoría de la ganancia tras la acción comercial”, es decir, un claro incentivo propio del concepto de la operación de un mercado en Cuba (González, 2020).

Marrero ha aprendido, además, a encajar estos criterios dentro del marco oficial de atrincheramiento frente al gobierno de Estados Unidos: “el país necesita concretar y ampliar los negocios con inversión extranjera, sobre todo en un contexto de cerco brutal de Estados Unidos,” (Granma (4), 2020) es decir, el capitalismo internacional como instrumento de defensa nacional frente a EE.UU.

Las diferencias de matices en las expresiones del presidente y del primer ministro también han persistido. En la reunión anual de balance del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Díaz-Canel preguntó: “¿qué tiempo nos demoramos para aplicar el incremento salarial en el sector presupuestado?”. Según él, el sector estatal es el que más aporta económicamente y, por tanto, tales trabas deben erradicarse. En la misma reunión, sin embargo, Marrero comentó que la gestión realizada por el ministerio había sido buena, “pero destacó la necesidad de continuar perfeccionando el trabajo por cuenta propia, con los jóvenes, y las distintas formas de empleo” (Granma (1), 2020). En los “tuits” que parten de esa reunión, el presidente comunicó “la necesidad de vincular los adiestrados a los procesos de la entidad [y] la participación en cursos de superación…” Sin embargo, la primera prioridad citada en el “tuit” del primer ministro resaltó “trabajo por cuenta [sic] propia” (Granma (3), 2020). Díaz-Canel, persistentemente, enfatiza los asuntos de la economía estatal, mientras que Marrero amplía los suyos para incorporar positivamente al sector privado de la economía cubana el llamado “trabajo por cuenta propia”.

¿Cómo explicar lo ocurrido? ¿Se abre una grieta en la cúpula oficial en Cuba? Es imposible descartar tal hipótesis porque ha transcurrido muy poco tiempo, pero me parece improbable. Más probable es una segunda hipótesis, es decir, estas diferencias reflejan una “división del trabajo” discursivo entre Díaz-Canel y Marrero. Ambos fueron miembros del Consejo de Ministros bajo la presidencia de Raúl Castro (2008-2018) a partir de 2009 (cuando Díaz-Canel es designado Ministro de Educación Superior), continuando Marrero en Turismo bajo Díaz-Canel a partir de 2018. Ambos poseen experiencias de trabajo en la provincia de Holguín, Marrero a comienzos de los 1990s, Díaz Canel en 2003-2009. Díaz-Canel, si bien después de consultar, selecciona a Marrero como primer ministro.

Marrero, además, conoce a Raúl Castro por la relación entre la empresa Gaviota, de misión mercantil, y el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que encabezó Raúl Castro hasta que sustituyó a Fidel Castro en 2006. La política económica de la presidencia de Raúl Castro, en particular, a partir de la promulgación en 2010, de los Lineamientos que la resumen, hasta el VII Congreso del PCC en 2016, buscó una ampliación del sector privado nacional (cuentapropismo), incluyendo las cooperativas no agropecuarias que se desprenden de empresas estatales, así como un estímulo a la inversión extranjera privada. Por sus responsabilidades en Turismo, Marrero conocía de primera mano la importancia del sector privado cubano para el turismo internacional, mediante empresas de restaurantes, alquiler de cuartos, grupos musicales, etc. Sin esos atractivos y sin esos servicios, el importante turismo en la Ciudad de La Habana no habría prosperado. La selección de Marrero como primer ministro parece reflejar un intento de resucitar esa iniciativa de mejorar el desempeño de la economía cubana mediante una leve liberalización de las regulaciones económicas para permitir un crecimiento del sector privado.

El periódico Granma, órgano oficial del PCC, presenta la colaboración entre Díaz-Canel y Marrero mediante un ritual lingüístico. El presidente “preside” mientras que el primer ministro “dirige” las reuniones, y ambos expresan sus criterios, cada cual subrayando lo que ha sido su experiencia profesional. De esa manera, Díaz-Canel enfatiza el sector estatal mientras que Marrero incorpora al sector privado, y ambos se refieren a las inversiones internacionales.

Sin embargo, aun suponiendo que la segunda hipótesis sea la más acertada, no deja de sorprender que esta nueva figura en la cúspide del gobierno parezca desear impartir un giro importante a la conducción y dirección de la economía cubana. Además, sus responsabilidades no se limitan a los asuntos económicos. Marrero es el principal expositor de la política oficial en el programa televisivo, Mesa Redonda, donde queda claro que él es el jefe del viceprimer ministro Roberto Morales, a pesar de que Morales, a diferencia de Marrero, sea miembro del Buró Político y del Comité Central del PCC (Granma (2), 2020).

Aún bajo el supuesto de que se trate simplemente de una “división del trabajo” discursivo entre presidente y primer ministro, es la primera vez desde el VII Congreso del PCC en 2016 que una figura en la cúpula gubernamental insiste, y reincide en insistir, en la importancia del sector privado. Su ascenso implica mayor apoyo para impulsar las reformas que primero impulsó Raúl Castro. El posible papel de Marrero como dirigente augura modificaciones en la “camisa de fuerza” estatizante que ha venido paralizando la economía cubana. Queda por ver si Marrero logrará realmente impulsar cambios fundamentales.

Referencias

González, Yaditza. (2020). “Ministerio de Comercio Exterior: «Hacer sostenibles los proyectos de inversión extranjera»”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2020-02-29/chequea-diaz-canel-resultados-del-comercio-exterior-durante-2019-29-02-2020-13-02-19

Granma. (2019) (1). “Designan como Primer Ministro de Cuba a Manuel Marrero Cruz, quien se desempeñaba como ministro de Turismo”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2019-12-21/nombran-como-primer-ministro-de-cuba-a-manuel-marrero-cruz-actual-ministro-de-turismo-21-12-2019-11-12-19

Granma. (2019) (2). “Trabajar para iniciar 2020 con el buen ritmo que necesita el país”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2019-12-27/trabajar-para-iniciar-2020-con-el-buen-ritmo-que-necesita-el-pais-27-12-2019-00-12-19

Granma. (2020) (1). “Cuba disminuyó en 2019 la cantidad de personas desocupadas y que no estudian ni trabajan: informa Ministerio de Trabajo y Seguridad Social”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2020-01-19/cuba-disminuyo-en-2019-cantidad-de-personas-desocupadas-y-que-no-estudian-ni-trabajan-informa-ministerio-de-trabajo-y-seguridad-social

Granma. (2020) (2). “En vivo: Cuba informa medidas para enfrentar la amenaza del nuevo coronavirus, covid-19”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba-covid-19/2020-03-09/en-vivo-cuba-informa-medidas-para-enfrentar-la-amenaza-del-nuevocoronavirus-covid-19-09-03-2020-17-03-10

Granma. (2020) (3). “Presidente y Primer Ministro de Cuba participan en balance del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2020-01-19/cuba-disminuyo-en-2019-cantidad-de-personas-desocupadas-y-que-no-estudian-ni-trabajan-informa-ministerio-de-trabajo-y-seguridad-social

Granma. (2020) (4). “Se han identificado más de 50 proyectos de inversión extranjera que favorecerían el desarrollo urbano”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2020-03-11/se-han-identificado-mas-de-50-proyectos-de-inversion-extranjera-que-favorecerian-el-desarrollo-cubano

Presidencia de Cuba. (2020). “Gobierno”. Disponible en: https://www.presidencia.gob.cu/es/gobierno/cu/es/gobierno/

UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA

SEMILLERO DE ESTUDIOS SOBRE CUBA

CALLE 74 # 14-14

INFORMACIÓN: 57 1 3258181

LÍNEA GRATUITA: 01 8000 110414

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube