TEMA: LIBERTADES CIVILES

No se le pueden poner puertas al campo

Por: Francisco Javier Casas Cuesta*

Mayo 2020

Vistas

* Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza (España), Máster en Estudios Internacionales y Europeos por la Universidad de Granada (España).

Las aspiraciones del pueblo cubano a una mayor justicia social y un reparto equitativo de la tierra y la riqueza, defendidas legítimamente por la Revolución, se acabaron materializando en un gobierno revolucionario omnipresente que, para garantizar algunos de los derechos que reivindicaba, ha terminado sepultando muchos otros. Hay que reconocer algunos de los logros conseguidos por el mismo, como una mayor seguridad en comparación con los países vecinos, el aumento de la tasa de alfabetización hasta alcanzar a toda la población o el incremento en algunas tasas como la de la esperanza de vida. Sin embargo, la reducción progresiva del espacio cívico en Cuba es un hecho desde hace décadas y, pese a haberse dado conatos de reivindicación posteriores, seguramente las protestas más grandes que se recuerdan se dieron hace más de veinte años, con el llamado Maleconazo, allá por 1994. Y, esto no es fortuito, en esta reducción progresiva de los derechos y libertades de la que hablamos se han ido dando episodios a muchos niveles, como el caso Padilla en 1971, la detención en la primavera de 2003 de 75 de algunos de los más prominentes opositores o, por citar hechos más recientes, la cancelación y represión de la llamada Conga contra la homofobia.

Pero, esta reducción del espacio cívico va mucho más allá de los hechos puntuales, se manifiesta de muchas otras formas, afectando a la vida diaria de quienes expresan abiertamente sus opiniones políticas o quienes llevan a cabo cualquier tipo de acción contra el gobierno. Los opositores, o también quienes piden abiertamente reformas sin estar necesariamente en contra del sistema político, son enseguida señalados por sus vecinos y, a menudo, repudiados por familiares y amigos que no quieren verse envueltos en problemas (People in Need, 2019). Este repudio suele llevar aparejada la pérdida de empleo, ya que se considera a estas personas un peligro para el Estado, quien emplea casi tres cuartas partes de la fuerza laboral. Los Comités de Defensa de la Revolución, presentes en cada barrio y en cada pequeña población, se encargan de vigilar qué pasa en cada calle y cada bloque. Las palabras “Derechos Humanos” son pronunciadas por lo bajo y su contenido continúa siendo un gran misterio para la mayoría de los cubanos, aunque vengan incluidas en la Constitución del país. La defensa de estos no debería estar condicionada por la ideología al mando, pero lo más desconcertante para los activistas cubanos es que sea reprimida cuando son explícitamente mencionados en la Carta Magna del país.

"la reducción progresiva del espacio cívico en Cuba es un hecho desde hace décadas y, pese a haberse dado conatos de reivindicación posteriores, seguramente las protestas más grandes que se recuerdan se dieron hace más de veinte años, con el llamado Maleconazo"

Si esa es la situación de las personas que muestran sus opiniones abiertamente, la situación de los medios no es mucho mejor. La nueva Constitución, aprobada el pasado año, establece la libertad de prensa en su artículo 55, pero a continuación puntualiza: “los medios fundamentales de comunicación social, en cualquiera de sus manifestaciones y soportes, son de propiedad socialista de todo el pueblo o de las organizaciones políticas, sociales y de masas; y no pueden ser objeto de otro tipo de propiedad” (Granma, 2019). Nuevamente en 2020, la organización Reporteros sin Fronteras clasificó a Cuba como el último país del continente en cuanto a la libertad de prensa (Reporteros sin Fronteras, 2020). En respuesta, Juventud Rebelde publicó un artículo llamándolos embusteros y acusando a la organización de estar al servicio de unos pocos países, de grandes monopolios de la comunicación y de consorcios financieros franceses (Juventud Rebelde, 2020). Sean ciertas las acusaciones hacia la organización o no, lo que es innegable es la creciente persecución de periodistas independientes en la isla, que ha provocado la reacción de organizaciones de defensa de Derechos Humanos y de periodistas (Amnistía Internacional, 2020).

Los artistas cubanos han tenido su propia batalla también. En 2018, se actualizaba el Decreto No. 226 del 29 de octubre de 1997 mediante el Decreto-Ley 349 del 20 de abril de 2018, sobre contravenciones de las regulaciones en materia de política cultural y sobre la prestación de servicios artísticos. Este Decreto-Ley, que a muchos sonará familiar debido a la polémica que levantó y a las campañas en su contra (Letras Libres, 2018), disminuía los espacios para exhibir las obras artísticas, los sujetaba a una autorización previa del Ministerio de Cultura e imponía restricciones de forma vaga e imprecisa.

Otra de las áreas importantes ha sido el espacio digital. La mayor apertura en Cuba del acceso a internet en 2014, con la implantación de puntos WiFi, supuso la apertura de una ventana al mundo exterior y la oportunidad de expresarse y organizarse más libremente. Aunque escaso y de baja calidad al principio, el servicio ha ido ampliándose, culminando con la llegada del internet móvil en diciembre de 2018. La velocidad sigue siendo muy reducida y los precios restrictivos. El precio de las tarifas sería imposible de pagar para la mayoría siguiendo los datos oficiales sobre salarios; el precio de un paquete de 1GB es del 20 % del salario medio oficial y el 40% del salario mínimo (ETECSA, s.f.), por lo que ETECSA pone de manifiesto con sus precios lo que todo el mundo sabe.

Este acceso a internet ha permitido a los usuarios acceder, no sólo a información del exterior y a un contacto más directo con sus familiares y conocidos emigrados, sino que ha brindado acceso a un espacio cívico digital que supera con creces al espacio cívico físico del que disponen. Durante muchos años, las autoridades se han empeñado en ir cerrando con bastante éxito los espacios públicos y de opinión a quien consideraban un enemigo del orden establecido. Cualquier acción independiente es vista por las autoridades como una amenaza, no importa si se trata de establecer un grupo animalista, de ser periodista para medios no oficiales o de crear asociaciones de trabajadores autónomos.

"la mayor apertura en Cuba del acceso a internet en 2014, con la implantación de puntos WiFi, supuso la apertura de una ventana al mundo exterior y la oportunidad de expresarse y organizarse más libremente"

A través de las redes sociales, principalmente de Facebook y Twitter, donde los perfiles no han dejado de multiplicarse, los cubanos han disfrutado de una libertad de expresión y de relacionarse con las que no contaban en el mundo físico. Internet ha facilitado la coordinación de organizaciones independientes de la sociedad civil y otros grupos sociales, el crecimiento de medios digitales independientes y la conexión con otras organizaciones y grupos en el exterior. Pero, pronto se empezó a dar la reacción a esta libertad digital. Aparecieron las llamadas “ciberclarías”, perfiles de personas que reciben el servicio de internet gratuito y otros incentivos por insultar, intimidar, desacreditar o incluso suplantar la identidad de quien expresa sus opiniones contrarias al gobierno. Muchas cuentas y perfiles son robados (Periódico Cubano, 2019), también se utilizan los mensajes para amenazar y se espían las comunicaciones (Cibercuba, 2020).

La estrategia no parecía ser suficiente, y como el derecho va siempre un paso atrás de la sociedad, pasado un tiempo se empezaron a promulgar normas que harían frente a este fenómeno. Habiendo abierto la tapa, ahora se debía colocar el tamiz. El Decreto-Ley 370 del 17 de diciembre de 2018 sobre la informatización de la sociedad en Cuba, modificado en Julio de 2019, ha introducido serias barreras a la libertad de expresión en internet y cada día son más los sancionados a través de esta norma. Para apuntalar la norma, se promulgaron otros dos decretos-ley, el Decreto-Ley 360, sobre la seguridad de las tecnologías de la información y la comunicación y la defensa del ciberespacio nacional, y el Decreto-Ley 398, modificativo del Código Penal, de la Ley contra actos de terrorismo y de la Ley de procedimiento penal.

Ante este tipo de intentos, los activistas, periodistas y defensores de Derechos Humanos se han visto obligados a extremar las precauciones y aprender técnicas de seguridad digital. Pero el Estado no se ha quedado atrás, la Universidad de ciencias informáticas tiene a jóvenes trabajando en ello desde hace tiempo y ya se están ofreciendo plazas para la nueva formación en ciberseguridad para “gestionar el sistema de seguridad, implementar controles técnicos, gestionar incidentes y velar por el cumplimiento del marco regulatorio establecido en el país” (Juventud Rebelde, 2020).

"el Decreto-Ley 370 del 17 de diciembre de 2018 sobre la informatización de la sociedad en Cuba, modificado en Julio de 2019, ha introducido serias barreras a la libertad de expresión en internet"

La provisión y garantía por parte del Estado de algunos derechos como el de la salud o la educación, con una cobertura más amplia que la de otros países de la región y la mejora de algunas tasas relacionadas, se ha visto ensombrecida por todas las restricciones aplicadas a la población en otros ámbitos. Pero, pese a todo ello, sigue habiendo voces que desde adentro de la isla expresan sus opiniones y disienten sin miedo pese a sufrir las consecuencias derivadas de ello. En internet, tratando de ignorar las nuevas restricciones y la persecución de quien critica abiertamente al gobierno, se han multiplicado los medios independientes y cada vez son más las iniciativas. Los intentos por parte de las autoridades no han escatimado en recursos y esfuerzo para atajar la mayoría de las voces críticas y reivindicativas de derechos, sin embargo, tanto la expresión humana como el ciberespacio son mundos muy amplios y, como dice el refrán castellano: “no se le pueden poner puertas al campo”.

Referencias

Amnistía Internacional. (2020). “Carta abierta a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba”. Disponible en: https://www.amnesty.org/download/Documents/AMR2522562020SPANISH.pdf

Cibercuba. (2020). “Amenazan a activistas independientes del colectivo LGTBIQ+ cubano”. Disponible en: https://www.cibercuba.com/noticias/2020-05-27-u199291-e199291-s27061-amenazan-activistas-independientes-colectivo-lgtbi-cubano

ETECSA. (s.f.). “Telefonía móvil - Planes y bolsas”. Disponible en: http://www.etecsa.cu/telefonia_movil/planes_y_bolsas/

Gaceta Oficial de la República de Cuba. (2018). “Decreto No. 349/2018, sobre contravenciones de las regulaciones en materia de política cultural y sobre la prestación de servicios artísticos”. Disponible en: http://www.lajiribilla.cu/uploads/article/2018/847/Decreto-349.pdf

Gaceta Oficial de la República de Cuba. (2018). “Decreto-Ley 370/2018, sobre la informatización de la sociedad en Cuba”. Disponible en: http://juriscuba.com/decreto-ley-no-370/

Gaceta Oficial de la República de Cuba. (2019). “Decreto-Ley 360/2019, sobre la seguridad de las tecnologías de la información y la comunicación y la defensa del ciberespacio nacional”.  Disponible en: https://www.mincom.gob.cu/sites/default/files/marcoregulatorio/d_360-2019_seguridad_tic_y_ciberespacio_nacional.pdf

Gaceta Oficial de la República de Cuba. (2019). “Decreto-Ley 389/2019, modificativo del Código penal, de la Ley contra actos de terrorismo y de la Ley de procedimiento penal”. Disponible en:  http://juriscuba.com/decreto-ley-no-389/

Granma. (2019). “Constitución de la República de Cuba”. Diario Granma. Disponible en: http://www.granma.cu/file/pdf/gaceta/Nueva%20Constituci%C3%B3n%20240%20KB-1.pdf

Juventud Rebelde. (2020). “¿Qué trae la nueva carrera de Ciberseguridad?”. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/informatica/2020-02-12/que-trae-la-nueva-carrera-de-ciberseguridad

Juventud Rebelde. (2020). “Embusteros sin Fronteras: ¿Quién vigila al vigilante?”. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/opinion/2020-05-02/embusteros-sin-fronteras-quien-vigila-al-vigilante

Letras Libres. (2018). “¿Qué es el Decreto 349 y por qué los artistas cubanos están en contra?”. Disponible en: https://www.letraslibres.com/mexico/cultura/que-es-el-decreto-349-y-por-que-los-artistas-cubanos-estan-en-contra

People in Need. (2019). “Consecuencias psicológicas de los mecanismos de intimidación y hostigamiento empleados por el gobierno cubano para ejercer el control social en el país”. Disponible en: http://cubalog.eu/wp-content/uploads/2019/02/ESPA%C3%91OL.pdf

Periódico Cubano. (2019). “Periodista cubana desenmascara a “ciberclaria” que robó su identidad en Twitter”. Disponible en: https://www.periodicocubano.com/periodista-cubana-desenmascara-a-una-ciberclaria-que-robo-su-identidad-en-twitter/

 

Reporteros sin Fronteras. (2020). “Clasificación mundial 2020, Libertad de prensa en el mundo”. Disponible en: https://www.rsf-es.org/grandes-citas/clasificacion-por-paises/

UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA

SEMILLERO DE ESTUDIOS SOBRE CUBA

CALLE 74 # 14-14

INFORMACIÓN: 57 1 3258181

LÍNEA GRATUITA: 01 8000 110414

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube