FORO CUBANO Vol 5, No. 46 – TEMA: MAPEANDO LOS CUIDADOS DE LA VEJEZ EN CUBA –

Hacia la promoción de alianzas entre actores locales en la atención a las personas mayores: una mirada desde la comunidad.

Por: Rigoberto Oliva Sánchez

Julio 2022

Vistas

El Centro Loyola Reina, se encuentra enclavado en la municipalidad de Centro Habana; aunque es el municipio más pequeño de la ciudad, es el más densamente poblado con 44822.1 habitantes por km cuadrado. Tiene una gran riqueza cultural y patrimonial y la población de personas mayores sobrepasa los 31.000, según datos del último censo poblacional (Oficina Nacional de Estadística e Información, 2012). Atendiendo a esta realidad, el equipo de Loyola Reina, responsable de la línea de trabajo “por una cultura del envejecimiento saludable y activo”, ha identificado fortalezas, debilidades y oportunidades, por ejemplo, a través de las alianzas con actores sociales comunitarios y la riqueza de las metodologías implementadas para el trabajo sociocultural desde y en la comunidad.

La principal fortaleza que nuestro equipo de trabajo ha identificado es justamente la presencia de una filial de la Cátedra Universitaria del Adulto Mayor en el municipio. La Universidad de la Habana ha sido la institución que lidera el proyecto de la Cátedra Universitaria del Adulto Mayor, desde el año 2000. Sus objetivos van dirigidos a mejorar la vida de las personas mayores vinculadas a esta experiencia, promoviendo una vejez digna.

Cada año se gradúan adultos/as mayores de sus cursos, a través de los cuales reciben formación en temas diversos como la prevención de enfermedades, la sexualidad en los mayores, la historia de la localidad, cómo evitar caídas, autocuidados en las personas mayores, entre otros. Una debilidad, es la poca articulación entre actores sociales de la localidad. En este sentido, las acciones diseñadas para las personas mayores carecen de apoyo multidisciplinar.

En el contexto sociocultural en el que laboramos y atendiendo a las acciones que se ponen en práctica para favorecer la vida de adultos/as mayores, es aplicable la teoría de la actividad porque las interacciones sociales que se producen favorecen y mejoran el autoconcepto, el autorreconocimiento y la autoestima; propiciando bienestar en este grupo etario (Martínez, 2011). No obstante, por muchos esfuerzos realizados en políticas diseñadas e implementadas, aún falta trabajar mucho para poder clasificar nuestra comunidad como amigable para los mayores. Se hace necesario mejorar aspectos como el acceso al transporte, a la comunicación y la información. La participación social carece de la presencia más activa de las personas mayores y de la tenencia en cuenta de sus aportes para la vida ciudadana.

La articulación con actores sociales en la comunidad es “una tarea pendiente”. No obstante, contamos con instituciones que colaboran con el Centro Loyola Reina, algunas de ellas, corresponden al ámbito de la cultura, de la educación superior, algunas ONGs y grupos de emprendedores/as de la comunidad, entre otras. Con estos actores sociales, hemos fortalecido alianzas, las cuales han contribuido al trabajo más cercano con los adultos/as mayores de la comunidad, sobre todo con aquellas instituciones cuyo objeto social está relacionado con la formación de capacidades, como es el caso de la Cátedra del Adulto Mayor, proyecto que auspicia la Universidad de la Habana.

La concepción del trabajo en la comunidad y con los actores aliados, se sustenta en la participación activa de las organizaciones, instituciones y personas colaboradoras (Martínez, 2022). Algunas de las metodologías utilizadas son la educación popular, la teoría de cambios, el mapa verde basado en un diagnóstico participativo para explorar las condiciones socioambientales de la comunidad. Y la mejor manera de validar los resultados de la implementación de esas metodologías, es con la participación de los adultos/as mayores, a quienes se les convoca, explica y comunica los objetivos de nuestro trabajo y de quienes obtenemos su consentimiento informado, ante cada acción local concebida y dirigida a ellos/as, en función de su bienestar y el de la comunidad. 

 

Referencias

Martínez, I. (2022). Principios y aportes de la Gerontología Social. Cuidados, género y desigualdades sociales en la vejez. Diplomado Envejecimiento, Cuidados y Derechos en Cuba. Análisis y Herramientas para la Intervención Social. CuidO60.

Martínez, T. (2011). La atención gerontológica centrada en la persona. Guía para la intervención profesional en los centros y servicios de atención a personas mayores en situación de fragilidad o dependencia. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco.  

Oficina Nacional de Estadística e Información. (2012). Censo de población y viviendas. Fondo de Población de Naciones Unidas. http://www.onei.gob.cu/sites/default/files/informe_nacional_censo_0.pdf