Cuba y América Latina.jpg
Biblioteca digital: Historia de Cuba

Cuba en las Américas: ancla y viraje

Resumen: Utilizando como punto de partida la OLAS (Organización Latinoamericana de Solidaridad), que ejemplifica mucho lo que fue la política revolucionaria cubana en la región durante los sesenta, Domínguez identifica cuatro olas de cambio en América Latina a fines de los noventa y analiza cómo incidieron en el acontecer interno de Cuba. Esas olas son: la democratización, una mayor apertura económica, una mejor relación con los Estados Unidos y una acelerada transformación de la vida cultural. Domínguez argumenta que la ola económica y, en menor medida, la democratizadora tuvieron alguna incidencia en Cuba, pero que con ellas no se lograron cambios decisivos. La reforma económica no fue sino una estrategia para la supervivencia y, aunque Cuba logró diversificar su dependencia, se trató de una diversificación negativa. En lo político, el objetivo último del gobierno cubano fue resistir las presiones para la democratización, a pesar de que en determinados momentos haya permitido cierto debate público. La relación con los Estados Unidos, por otro lado, mejoró sólo en cuanto a la seguridad: la migración y el narcotráfico fueron áreas de cooperación. En lo cultural, Cuba mantuvo un poder seductor, si bien ya no como foco revolucionario. Domínguez concluye que, en última instancia, el gobierno cubano estuvo dispuesto a deteriorar sus relaciones económicas y políticas con los países de la región con tal de resistir influencias externas sobre el régimen. Como en el pasado, aunque en otro sentido, Cuba sigue siendo excepcional en el continente americano: no participó plenamente de las olas de cambio.

Año: 2003

Cómo citar: Domínguez, J. I. (2003). Cuba en las Américas: ancla y viraje. Foro Internacional, 43(3 (173)), 525–549. http://www.jstor.org/stable/27739196