FORO CUBANO Vol 4, No. 28 – TEMA: ANÉCDOTAS II–

Entrevista a Norges Rodríguez

Enero 2021

Vistas

El gobierno cubano debe ser reconocido como una dictadura que ha logrado adaptarse logrando una “igualdad” en la falta de libertades sociales, políticas y económicas de la población.

Sergio Angel (S.A):¿Cómo describiría el gobierno que se instaló en Cuba desde enero de 1959?

 

Norges Rodríguez (N.R): Yo creo que esto es una pregunta que va variando en el tiempo en función del conocimiento de realmente cómo ha sido la historia, porque los cubanos que crecimos después del 59, o sea que no vivimos otra experiencia, hemos estado muy sometidos a la propaganda y muchas veces eso afecta el concepto de qué es lo que hay ahí. Yo pienso que hay una dictadura. Desde 1952, cuando Batista dio un golpe de Estado en Cuba no ha vuelto a haber democracia. Supuestamente esta lucha que dirigió o lideró Fidel Castro era para restaurar la democracia, la Constitución de 1940 y eso nunca sucedió. Entonces pasamos de una dictadura, la dictadura a Batista que tenía ciertas características, a otra dictadura que se enrumbo hacia la izquierda.

 

Sobre todo por la protección que le daba la URSS, en ese momento, en medio de la Guerra Fría. Y eso es lo que hemos tenido hasta hoy. Es decir, una dictadura de corte soviético por el modelo económico que tiene, que se hizo con el tiempo en un Estado totalitario. Realmente creo que eso es ahora mismo. Eso es lo que tenemos en Cuba, con sus cambios, con su transformaciones, sobre todo después que cayó el muro de Berlín. Pero, básicamente se mantienen cosas de otra época, como este mismo aparato de represión de la policía política, de la seguridad del Estado y en temas también económicos, se mantiene un control casi absoluto de lo que es la la iniciativa privada y demás. Básicamente una dictadura que se ha ido transformando a través del tiempo y han sido precisamente esas transformaciones el mecanismo de sobrevivencia en el poder durante estos 60 y tantos años.

 

S.A: ¿Cree que en Cuba existe un modelo igualitario?

 

N.R: Ese es uno de los temas que utiliza mucho la propaganda de la dictadura para defender su modelo económico y social; esa idea sobre que es igualitario. Realmente no considero que sea un modelo igualitario, al contrario lo que está logrando es igualdad en la pobreza e igualdad en la falta de libertades porque cuando no tienes posibilidades de crecer como ser humano tus proyectos que pueden ser sociales o pueden ser sin fines de lucro o con fines de lucro, no crecen.

 

Todo está subordinado a que el Estado sea el que te dicte cada cosa, incluso te dicta hasta lo que tienes que comer como por ejemplo todo este tema de la libreta de abastecimiento. Eso evidentemente a lo que te está igualando es al nivel de falta de libertades de todo tipo, hasta decidir el sabor de helado que te vas a comer. Porque a lo mejor en ese momento, en algún momento de la historia de Cuba había un sólo sabor de helado o un solo tipo de tela para la ropa. Entonces es una igualdad. Yo le llamo a eso igualdad en la falta de libertades como económicas, políticas, sociales y hasta de expresión cultural.

 

El hecho de que como artista no puedas expresarte hasta donde consideres que debes hacerlo te iguala al resto de los artistas. Yo creo que es un modelo que lo que ha hecho es utilizar toda esta retórica de la igualdad para perpetuar a un gobierno totalitario en el poder. Yo he visitado varios países y realmente he visto modelos mucho más igualitarios. Evidentemente un Estado trabajando para que haya equidad en una sociedad en Cuba no lo veo. Si no hay libertad no se puede hablar de igualdad en el amplio sentido de la palabra.

 

S.A: ¿Cuál es su apreciación sobre la salud y la educación en Cuba?

 

N.R: Aquí tenemos otro elemento que ha utilizado ese gobierno para venderse como humanista y es el tema de la educación y la salud pública. Yo creo que ha sido utilizado precisamente como un mecanismo de propaganda y al mismo tiempo un mecanismo de control. Por un lado, está el tema de que la educación se ha utilizado como mecanismo de adoctrinamiento, más allá de todo lo que representa en términos de enseñanza-aprendizaje. No se puede condicionar la enseñanza del cálculo o de la literatura universal, si luego eso se adereza con propaganda que lo que busca precisamente es que desde pequeño tú como persona, como ser humano entiendas que al gobierno no se le puede criticar; que no puedes tener como referencia para tus investigaciones o para tu conocimiento a personas que tengan un criterio diferente a quienes gobiernan el país desde hace 60 años, ¿Qué educación es esa que, por un lado, te da la posibilidad de aprender y luego no te permite expresarte con total libertad?

 

Con el tema de la salud pública sucede lo mismo. Se ha utilizado durante mucho tiempo como mecanismo de propaganda. Sobre todo hay que hablar de que últimamente en los hospitales hay ratones y cucarachas. Ahora mismo es un desastre. Hace 30 años o 40 años vivieron con financiamiento soviético lo que hacía pensar en una posibilidad de que los hospitales tuvieran otras condiciones. El Gobierno utilizó eso para vender ese modelo como algo factible, pero no lo fue porque dependía, por un lado, de tener a un benefactor que en este caso fue la Unión Soviética; y por otro lado, estaba condicionado por otras cosas como la falta de libertades.

 

Te pongo el ejemplo de los esclavistas de Cuba o de cualquier país latinoamericano en donde atendían a sus esclavos. Los curaban y no les cobraban porque no tenía sentido ya que al final los estaban curando para que siguieran ahí con su falta de libertad en todos los sentidos. Es decir, que si quieres una salud gratuita, porque al final la estás pagando como lo estaba pagando el esclavo, no es significado de nada. Se debe acompañar todo eso, tanto la salud como la educación, con libertades en el amplio sentido de la palabra.

 

Igualmente, lo que ha pasado también es que en los últimos años se ha utilizado a la salud como un mecanismo para ingresar dinero al país a través de todo este proceso de enviar médicos fuera de Cuba a trabajar en condiciones de semiesclavitud. Lo que muestra es que vuelve a repetirse la historia del esclavo donde hay salud y te llevan a trabajar fuera del país, se quedan con la mayoría de los ingresos y tú sigues con tu vida más o menos miserable.

 

S.A: ¿Cuál considera que ha sido el impacto de la Revolución Cubana sobre América Latina?

 

NR: Creo que la propaganda ha tenido el impacto más importante en América Latina. Yo me he encontrado, por ejemplo, personas de izquierda que buscan dentro del sistema que hay en cada uno de sus países que haya más equidad o que se interesan por temas relacionados como la comunidad LGBTI, el medio ambiente, o el cooperativismo teniendo como modelo o como paradigma el sistema cubano. En muchos casos esto se ha ido transformando con el tiempo. A partir de que la burbuja en la que estábamos se ha ido rompiendo y han salido otras voces dentro de Cuba diferentes a las del gobierno.

 

Hasta hace poco, para muchas personas en Latinoamérica ese era un modelo a seguir, un modelo interesante, un modelo de equidad, pero, hay otro grupo de personas que sí entienden perfectamente que ahí hay una dictadura. En el momento en el que Latinoamérica estaba llena de dictaduras de derecha esta dictadura de izquierda inspiró algunos procesos de liberación y entonces eso hizo pensar que era un modelo factible, aunque no lo fuera. Otro factor, es la influencia ejercida a través de la financiación del gobierno cubano a varios movimientos y grupos armados en Latinoamérica. Como por ejemplo, en la situación que todavía hoy tiene Colombia con el tema del conflicto en el que el gobierno cubano  tuvo mucha responsabilidad.

 

El régimen ha tenido éxito en ciertos aspectos que tienen que ver con esto de influir en los países del área y lo lleva haciendo años.  Como ejemplos de esa influencia tenemos el caso de países que, en algún momento siguieron ese modelo, como en el caso de Venezuela o Nicaragua y mira la situación en la que están esos países hoy por hoy. Mientras que los otros países que ni se han acercado a ese modelo o a esa idea de modelo realmente fallido les ha ido mejor. Entonces, creo que la influencia ha sido realmente fuerte y negativa por donde se le mire.

UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA

SEMILLERO DE ESTUDIOS SOBRE CUBA

CALLE 74 # 14-14

INFORMACIÓN: 57 1 3258181

LÍNEA GRATUITA: 01 8000 110414

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube