FORO CUBANO Vol 5, No. 49 – TEMA: 11J: "RELACIONES DE PODER Y CONSOLIDACIÓN AUTOCRÁTICA EN CUBA" -

Entrevista a Liodanys Ramírez Cañizarez

Vistas

Por: Hans Carrillo Guach [1]

Octubre 2022

Liodanys Ramírez Cañizarez es cubano, activista por los Derechos Humanos y por el cambio de régimen hacia una democracia en Cuba. Actualmente es refugiado político en Brasil desde hace 5 años. Ha fundado y dirigido iniciativas como el Comité Pro-Derechos Humanos para Cuba y la Asociación de Cubanos Libres (ACL). Además de ser miembro de movimientos como Acciones por la Democracia y Somos +, también es expreso político con participación en diferentes manifestaciones pacíficas dentro de Cuba. En la actualidad preside la ACL y es secretario de comunicaciones del Movimiento Coalición Internacional por la Democracia. 


Hans: Estimado Leo -como te decimos en nuestro grupo-, antes de todo me gustaría agradecerte muchísimo por este tiempito que nos regalas. Yo sé que el tiempo es muy preciado, tanto por tu vida personal cuanto por tu labor como DIRECTOR DE LA ASOCIACIÓN DE CUBANOS LIBRES, Brasil. Así que me siento profundamente agradecido por este encuentro.  


Liodanys: Nada que agradecer mi hermano. Soy yo quien les agradece por esta oportunidad de compartir mis experiencias, para que el mundo también sepa lo que es Cuba a través también de mi voz. 


Hans: ¡Bueno, empecemos! Leo, cuéntanos, ¿en qué momento saliste de Cuba y cuáles fueron las principales motivaciones para hacerlo? 


Liodanys: Mira, salí de Cuba en noviembre de 2017, después de varios arrestos por motivos políticos, cada uno más atroz y largo que el otro. En julio de 2017 el llamado Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) montó un falso secuestro a mi hijo que por entonces tenía 5 años. Esto motivó que yo hiciera una protesta frente a la escuela del niño. Después de esa protesta y de ver que él estaba bien, fui detenido y llevado a los calabozos por 73 días, sin llamadas, abogados y ninguno de los derechos fundamentales respetados. En esos 73 días, sufrí diferentes tipos de tortura por aproximadamente 40 días. Y, ante la posibilidad de sistemáticos ataques directos a mi hijo, decidí que lo mejor era abandonar el país, después de varios años haciendo activismo y pasando por situaciones atroces. Es decir, la posibilidad de que ellos pudieron atacar físicamente mi hijo me hizo decidirme a salir y continuar luchando desde fuera de la isla.


Hans: Leo, para muchos cubanos, y lo digo por experiencia propia, verse obligado a permanecer fuera de Cuba, especialmente por motivos políticos, es una de las experiencias más desgarradoras por las cuales pudiéramos pasar. De este modo, me gustaría que nos contaras, ¿Cuáles impactos ha tenido en ti permanecer lejos de tu tierra natal?


Liodanys: En principio, el impacto llega en todos los sentidos. Tú vas perdiendo poco a poco tu identidad y luchas por mantener aquellos lazos que te unen con tu tierra. Necesitas aprender de una nueva cultura, reconocer un nuevo status y obviamente conocer nuevas personas, que no siempre te van a tratar cariñosamente. Esta necesidad de conexión hace que en ocasiones necesites ayuda, incluso, profesional, para lidiar con situaciones de stress, depresión, etc. Aun así, siempre mantienes la sensación de ser una persona incompleta, alguien al que le falta una parte de sí mismo.


Hans: Sé muy bien a lo que te refieres. Es terrible esa sensación. Leo, cuéntanos, entonces, ¿Como haces para sentirte conectado con la gente en Cuba y sus padecimientos? 


Liodanys: Sentirme conectado es fácil y difícil al mismo tiempo. Conectarse es fácil cuando tu madre, hijo, hermanos, familia en general están padeciendo las necesidades más básicas y un total irrespeto a sus derechos dentro de la isla. Esto te llega fácilmente al alma. Al mismo tiempo es difícil, porque duele ver la indolencia de algunos cubanos y comunidad internacional con la situación de nuestro pueblo. A pesar de no haber parado nunca de sufrir amenazas, aun fuera de Cuba, mi conexión con esa isla es lo que me mantiene en la lucha por la democracia y el Estado de Derecho en nuestro país. Nuestra lucha es también por aquellos que por diferentes motivos aún no tienen el valor o la posibilidad de luchar por ellos mismos. 


Hans: Leo, ¿que más nos puedes contar sobre tus vivencias como víctima del régimen cubano? 


Liodanys: Mis vivencias han sido múltiples. Unas más desgarradoras que otras, pero todas claramente violatorias de derechos que solo se violan en regímenes autoritarios como el cubano. Algunos detalles no me gustarían compartir de esta manera, pero otros si pudiera detallarlos sin mayores problemas. He estado preso en más de 60 ocasiones, algunas de ellas entre 40 e 120 días sin derecho a nada y sufriendo las más crueles torturas dentro de varias prisiones en la isla. Al mismo tiempo he visto como se amenazaba a mi familia, incluyendo a mi hijo. Inclusive, he vivenciado amenazas a personas conocidas que simpatizaban parcialmente con el régimen, pero que jamás se pronunciaron en su contra. Estas son solo algunas de las vivencias. Otra cosa que se hace necesario recalcar es la capacidad del régimen de Cuba para afectar la vida de opositores, incluso, fuera de la isla. Prueba de ello, son las múltiples amenazas y ataques que recibo constantemente aun viviendo aquí, por parte de ciudadanos cubanos y brasileños. Amenazas que son unas más severas que otras y que en algunos casos he necesitado denunciarlas a la Policía Federal.


Hans: ¿En medio de toda la turbulencia social y política que se ha vivido en Cuba y que tanto ha marcado la familia de muchos opositores, como ha impactado en tus relaciones familiares ser quien has sido: un opositor al régimen autoritario cubano? 


Liodanys: Pues el impacto ha sido claro. Muchos de mis familiares directamente no hablan más conmigo e incluso me han bloqueado en las redes sociales. Y hacen esto para evitar represalias que puedan sufrir por mantener relación con un opositor al régimen de la isla, Mi madre, que por muchos años se opuso a mi activismo contra el régimen, causando calientes debates y severas discusiones, ya ha sido amenazada con perder la casa, el trabajo y cualesquiera otras posibilidades de vida mejor en caso hable conmigo. Claro, que hemos encontrado otras formas y otros canales para comunicarnos. Igualmente, la madre de mi hijo evita a toda costa el contacto constante del niño conmigo y siempre debemos encontrar mecanismos y maneras de mantener la comunicación sin impactar la vida de ellos. Es algo muy difícil hermano. Hoy por hoy, mi familia se resume a mi mamá, hijo y cuñada. El resto de la familia no habla conmigo por miedo a las represalias.


Hans: ¿Cuáles legados ha dejado en ti y en lo que haces esas experiencias familiares transversalizadas por el autoritarismo cubano?  


Liodanys: Pues lejos de amedrentarme, esas cosas me han hecho más fuerte, más resistente. He intentado muchas veces explicar a mi familia la necesidad de expresarnos, de decir lo que pensamos y defender nuestros criterios, lo cual no debía tener consecuencias. Para quien sufrió el daño incluso antropológico de vivir siempre dentro de un régimen totalitario, esto es algo muy difícil de entender. Por esto continuo diariamente intentando que mi legado sea justamente el hecho de que, cada día más, familiares y personas en general, entiendan que nuestras ideas, pensamientos y derechos básicos no pueden ser maniatados y violados constantemente por el totalitarismo y que el activismo contra ellos es una responsabilidad nuestra como padre, hijo, hermano, como ser humano.


Hans: Leo, tengo entendido que recientemente la ACL ha dialogo con diferentes organizaciones internacionales como la OEA, entre otras. ¿Qué nos puedes decir de tu activismo en Brasil, como presidente de ACL, tus principales motivaciones, obstáculos y conquistas? 


Liodanys: Pues te diría que mi principal motivación es llegar al mayor número de personas posible para luchar contra los tentáculos del totalitarismo cubano en el resto del mundo. Conseguir que las personas entiendan la importancia de luchar por el respeto de cada uno de nuestros derechos refrendados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Mi motivación es que entiendan que para decir lo que se piensa, no es necesario hablar bajito o esconderse, es una necesidad tener pensamiento crítico y ser capaz de defender tus opiniones. Los principales obstáculos pues, definitivamente, el poder que el régimen cubano y su maquinaria mediática poseen, así como la presencia de infinidad de personalidades en todos los ámbitos de la sociedad que lejos de cuestiones e informarse, tienen una total complicidad con el totalitarismo cubano. Todo esto hace que sea muy difícil encontrar apoyo e incluso mayor visibilidad para luchar contra el régimen. Las mayores conquistas creo que han sido los pasos que hemos dado a favor del apoyo a nuestros profesionales de la salud, que estaban siendo explotados en régimen de esclavitud moderna en complicidad con OPAS y el gobierno brasileño. Además de nuestros programas de apoyo a los refugiados cubanos en la enseñanza del idioma, mercado de trabajo, elaboración de documentación y solicitud de refugio, cosas que hacemos totalmente gratuitas y que ha tenido una gran acogida entre nuestros miembros y colaboradores. A esto se le suma los más contactos y acercamientos que hemos materializado recientemente con otras organizaciones para crear programas que puedan ayudar aún más a personas dentro y fuera de nuestro país. Claro que todavía falta mucho por hacer, pero hemos avanzado, hemos tenido resultados y nos sigue alimentando las esperanzas. 


Hans: Leo, el régimen totalitario cubano ya ha extendido su existencia más allá de lo imaginable. ¿Cuáles factores tú crees que han sido más importantes para facilitar la durabilidad de este (des)gobierno en Cuba? 


Liodanys: Creo que no podemos obviar el miedo como factor principal, la capacidad que ellos han tenido de, en cada momento, hacer demostraciones de su fuerza y poder, para eliminar cualquier intento de sublevación. Además, no podemos obviar la capacidad de desinformación del régimen, ellos crean campañas de descrédito, ataques mediáticos, esquemas pseudoterroristas para mostrar al pueblo cubano que ellos son los “buenos” y que constituyen el único y mejor camino posible. Nuestra historia nos ha demostrado que el régimen cubano está dispuesto a todo para mantenerse en el poder y amedrentar a quien disiente. Y si eres un opositor de destaque o con notable visibilidad, como lo fue el propio Oswaldo Payá y lo es José Daniel Ferrer, por solo citar algunos ejemplos, pues las consecuencias pueden ser extremas. Y claro que tampoco podemos olvidar casos más recientes de los límites que son capaces de cruzar los esbirros comunistas cubanos, como como Luis Manuel Otero, Maykel Castillo (Maykel Osogbo) y los hermanos Ariel y Omara Ruiz Urquiola, que todavía sufren profundas consecuencias por el simple hecho de aferrarse a sus respectivas libertades. Pero bueno, se abre una pequeña ventana, que muestra la fragilización del régimen en los últimos años. Y esta ventana son las redes sociales, que demuestran la importancia del control de la información, ya que estas han debilitado el fuerte control mediático que tanto ha beneficiado la dictadura cubana. 


Hans: ¿Como ves al régimen cubano en estos momentos en ámbito nacional, delante de los importantes -pero no suficientes- avances que ha habido en términos de contestación popular del régimen con el Movimiento San Isidro, 27N, 11J, con el papel que ha jugado el arte como muestra de resistencia simbólica e incluso con las mas recientes manifestaciones que ha habido en el país? 


Liodanys: El régimen ha mostrado al mundo su verdadero rostro. Ha salido a la luz la represión, la falta de derechos y el irrespeto total a cualquier intento de democratización. El arte siempre ha sido a través de la Historia una muestra de las realidades de cada pueblo o cultura y no podía ser diferente con nosotros. De aquí que el control que ellos siempre intentaron tener sobre los artistas en cualquier ámbito se haya visto también muy cuestionado. Porque es imposible cortar las alas al amor y a la creación artística. Es por este motivo que el régimen autoritario ha necesitado romper su máscara y “desaparecer” a quien desde su arte atenta contra su control. Las manifestaciones han hecho público el descontento generalizado y las necesidades de nuestro pueblo, así como la respuesta violenta del régimen, que en ningún caso se ha hecho esperar. Entonces es así como veo al régimen: cada día mas expuesto a nivel nacional e internacional como lo que ellos son, un autoritarismo cínico e hipócrita. 


Hans: ¿Y delante de ese mismo escenario de contestación, que nos puedes decir sobre el régimen en el contexto internacional? 


Liodanys: Pues este es uno de los puntos que más llama la atención, sobre todo en el escenario actual. Todo el movimiento creado a raíz de las protestas del 11J y lo que vino después, ha servido para mostrar el servilismo y complicidad de una gran parte de la comunidad internacional y de los organismos internacionales con el régimen totalitario cubano. La inmovilidad, los intentos de lavar el rostro del régimen e incluso las muestras de apoyo a quienes han atentado contra los derechos fundamentales de sus ciudadanos. Organismos como el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, por ejemplo, ha demostrado que nada harán ante las constantes violaciones existentes en la isla y, lejos de esto, muestran su apoyo al régimen. Hemos visto como, incluso el Vaticano, ha negado la entrada a disidentes cubanos mientras abrazaba apoyadores del régimen una semana después, sin ninguna mención a los líderes católicos detenidos y perseguidos en las protestas del 11J y de los días posteriores. Solo unos pocos actores del panorama político internacional se colocan del lado de un pueblo que continúa demostrando día a día que a pesar de la represión, las necesidades e incluso el miedo, continuará dando muestras de su creciente deseo de cambio de sistema y un Estado de Derecho que respete los derechos fundamentales y las libertades individuales.


Hans: ¿Hacia dónde crees que va el régimen cubano después de estos mencionados avances? 


Liodanys: El régimen cubano va dando muestras de radicalización, de desespero y eso en cualquier fiera salvaje es peligroso, porque ante el desespero, son capaces de hacer las mayores barbaries que se pueda pensar, puede llegar el momento en que brutalidades como la Matanza del Rio Canímar o el Remolcador 13 de marzo parezcan solo lunares en la historia. Pero, más preocupante es la normalización de estas barbaries y algunas muestras de intento de cambio fraude. Algunos ejemplos de estas tentativas de normalización son el Nuevo Código Penal cubano, que normaliza las violaciones a los derechos a la libertad de expresión, manifestación, reunión y también elimina cualquier ápice de libertad de prensa. El ejemplo es el Nuevo Código de Familia, que utiliza un velo supuestamente de democratización y avance en el ámbito social, en cuanto se mantienen las demás estructuras autocráticas. Por esto debemos estar siempre atentos, y constantemente analizando las diferentes formas radicalización y legitimación de esta radicalización, pues cada día aparecen nuevas protestas, pero también nuevas muestras de violencia.


Hans: Leo, por último, me gustaría preguntarte, ¿Crees en una transición en Cuba?


Liodanys: Creo en la necesidad de una transición, creo en el deseo cada vez más palpable de cambio de sistema que nuestra gente nos muestra cada día. Creo en el poder de un pueblo en la calle contra un régimen opresor y la historia de la humanidad nos ha dado muestras de que es posible. Creo que su fin está cerca y que depende de cada cubano que esto suceda. Al mismo tiempo, es cada vez más preocupante las muestras de violencia del régimen, así como el poco apoyo que nuestro pueblo tiene de la comunidad internacional. Esto hace que a veces uno piense que no será nada fácil esta transición por la vía democrática. No podemos seguir creyendo que saldrán solitos aquellos que nos han mostrado que son capaces de matar a quien pueda atentar contra su control total. Aun así, creo que podemos sacarlos del poder mediante la lucha pacífica, porque ningún régimen es capaz de aguantar la fuerza de su pueblo en las calles, pero debemos educar nuestra gente en este sentido. Tenemos mucho trabajo aún, pero fuerza y voluntad también nos queda.


Hans: Bueno Leo, una vez más, te agradezco muchísimo por esta entrevista. Te deseo muchas bendiciones como cubano y colega de lucha. Ojalá que llegue pronto el día en el que podamos compartir en una Cuba libre y poder contarles a nuestros descendientes todo lo que este pueblo ha vivido, para que así nunca mas repita esta amarga historia que ya dura mas de 60 años. Como dijo el grande Payá: “La noche no será eterna”. 


Liodanys: Seguro que no será eterna, hermano. Bueno, gracias a ti por esta posibilidad de uno poder desahogarse y también por todas las cosas que hemos hecho juntos y que continuaremos haciendo. Un placer estar juntos en este barco, de verdad que sí. Bendiciones y Patria y Vida. 


Hans: ¡Patria y Vida!